CBD y ansiedad: cómo puede cambiar tu vida gracias al CBD


Actualizado: 12 mayo, 2022 | Vera Seed |
Comparte este artículo

CBD y ansiedad son dos conceptos que están antagónicamente relacionados: aumenta sin cesar el uso de este principio activo para combatir los trastornos de ansiedad y o disminuir el estrés rápidamente, así como para favorecer un sueño de calidad.

Cómo puede cambiar tu vida gracias al CBD

Indice de Contenido

Conque sigue leyendo para conocer qué puedes hacer si tienes insomnio y no puedes dormir a causa de la ansiedad o el estrés, y tampoco estás dispuesto a utilizar medicamentos sedantes ni ansiolíticos: descubrirás que utilizar CBD para la ansiedad puede ser la opción perfecta para tu caso particular.

Qué es la ansiedad

El trastorno de ansiedad es una afección endémica en la sociedad actual: quien lo padece sufre inquietud y nerviosismo permanentes, además de algunos síntomas como palpitaciones, sudoraciones frías o trastornos del sueño.

Antes de seguir, diferenciemos entre ansiedad y estrés. Si nos sentimos inquietos o nerviosos puntualmente, hablaremos de estrés: un problema laboral, una mala relación familiar o la obligación de hacer un examen son desencadenantes de ese nerviosismo o agresividad que denominamos estrés. El estrés es un fenómeno natural que nos prepara para superar situaciones comprometidas o de riesgo.

Pero los trastornos de ansiedad van más allá de esos episodios puntuales de nerviosismo. Se trata de un fenómeno continuado, en el que se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Interfiere en el correcto desempeño de nuestras actividades cotidianas
  • Nos provoca reacciones emocionales incomprensibles o exageradas
  • No somos capaces de controlar nuestra respuesta ante determinadas situaciones
  • Nos provoca otros trastornos derivados, como puedan ser insomnio o un sueño de deficiente calidad.

Es necesario incidir en que los trastornos de ansiedad pueden desencadenarse de manera espontánea o ser causados por situaciones de estrés muy repetidas y continuadas en el tiempo.

En este último caso, el individuo que sufre estrés ya no es capaz de liberarse del mismo en situaciones en las que la tensión ha desaparecido: pongamos el ejemplo de un trabajador excesivamente presionado por la empresa, y que sigue experimentando síntomas de estrés cuando llega a casa o durante los fines de semana.

Tipos de ansiedad

Existen múltiples tipos de trastornos de ansiedad. Los tres más comunes son los siguientes:

Trastorno de ansiedad generalizada (TAG)

Quien lo sufre, siente una tensión e inquietud permanente, sin ningún motivo aparente que lo justifique. Todo parece preocuparle o angustiarle. La persona afectada incluso puede ser consciente de que no hay motivos para sufrir ansiedad, pero no puede evitar que eso ocurra.

Los síntomas físicos más habituales del TAG incluyen inquietud, angustia, dificultad para concentrarse y problemas de sueño. Menos habituales son las taquicardias.

Trastornos de pánico

Son ataques de ansiedad de una intensidad extrema. Los ataques suelen producirse de manera repentina, en presencia de una situación desencadenante, y pueden asemejarse a una angina de pecho o incluso un ataque cardíaco.

Durante un ataque de pánico, quien lo padece puede experimentar:

  • Sudoraciones abundantes e incontrolables
  • Palpitaciones cardíacas y taquicardias
  • Dolor en el pecho
  • Sensación de ahogo

El tratamiento de primera elección es estrictamente psicológico. La medicación únicamente sirve para disminuir la frecuencia y la intensidad de los ataques.

Las fobias

Las fobias son un miedo y una ansiedad intensa ante determinadas situaciones o animales. Algunas pueden tener sentido, como el miedo a las serpientes venenosas. Pero el nivel de ansiedad que experimenta un fóbico nunca se corresponde con la gravedad real del supuesto peligro o situación de riesgo.

Las fobias son de naturalezas muy variadas: a la sangre, a las alturas, a ciertos animales, a las inyecciones, etc. Otros tipos de fobia muy comunes son la fobia social y la agorafobia.

Todas las fobias precisan de una minuciosa y prolongada psicoterapia. Los tratamientos medicamentosos y naturales pueden reducir la sintomatología, pero nunca eliminar la causa primigenia de las mismas.

Cómo ayuda el CBD a superar la ansiedad

Los mecanismos de acción del CBD y los ansiolíticos tradicionales son diferentes. Estos actúan ejerciendo una acción depresora del Sistema Nervioso Central (SNC).

Por el contrario, el CBD calma el ansia actuando sobre el sistema endocannabinoide del organismo humano, responsable de la modulación de la liberación de ciertos neurotransmisores que están implicados en procesos como el sueño, el estado anímico y la ansiedad.

El CBD es, por tanto, una sustancia relajante que no deprime el SNC, evitándose los efectos indeseados de los ansiolíticos y sedantes convencionales. Tampoco crea adicción, por lo que es una excelente alternativa contra los problemas de ansiedad y los trastornos del sueño.

Comparte este artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subscribir al Newsletter

* indicates required